martes, 4 de marzo de 2008

La Isla

Un país de dieciocho mil y pico islas, donde cada isla tiene su propia cultura y lengua, sería muy difícil de unir si no se empieza por tener la misma lengua. En Bali, al igual que en Indonesia, se habla el Bahasa Indonesia, que signifia: idioma indonesio. Pero realmente es el malayo. Parece que políticamente no sería correcto decir que se habla el malayo en Indonesia. Pero en fin, que las diferencias entre el malayo de aquí y el de Malasia son realmente mínimas. Sería comparable a las diferencias existentes entre el castellano de la península y el de Canarias. Apenas son las palabras de uso común las que cambian. Una vez compré un libro para aprender indonesio, pero me di por vencido. No por difícil, porque es un idioma que no tiene excepciones, el plural se hace repitiendo las palabras dos veces (singular de mesa = mesa, plural de mesa= mesa-mesa), permite la creación de palabras nuevas juntando otras para dar sentido, como sucede también en esperanto o en alemás. Lo dejé porque no lo usaba y porque no tengo la voluntad de hierro que tiene Andrés.

Ya he hecho referencia de mi amigo Andrés (Andreas I Wayan, es su nombre indonesio). Aprendió castellano "con libros", como dice él y "luego practicando con clientes". Ha tenido tanto contacto con clientes españoles, que sabe de política de España, chistes e incluso si eres un renegado, renegada, al euro, como yo, pues el chico te enseña a hacer el cambio a pesetas. Eso sí que es un guía y los otros son meros aprendices.
Así como ha aprendido el castellano, también lo ha hecho con el inglés, el portugués (lo estoy ayudando), chapurrea el francés, el japonés, el ruso (una amiga le trajo un curso de ruso para españoles con cd's, pero creo que lo dejó porque era realmente difícil). Y todo esto sin salir de Indonesia. Ya no sólo porque salir del país pueda representar mucho dinero para un balinés, sino porque no tienen tradición de salir o de emigrar. Y si lo hacen es por un tiempo determinado y vuelven. Sucede muy amenudo por Asia, porque los tailandeses les pasa más de lo mismo. Éstos suelen emigrar a Dubai por un par de años para hacer dinero y volver al país.
Será mejor que no pierda el hilo, así que a lo que iba. Bali es una isla tropical con tres millones y pico de habitantes que además de hablar el Bahasa Indonesio tiene su propia lengua (así como casi cada una de las dieciocho mil islas): el balinés. El balinés nada tiene que ver con el indonesio, de hecho la raíz es el sánscrito, es decir, con sonidos impronunciables para un occidental. Pero no sólo se queda allí la dificultad, existe un balinés bajo que sólo se utiliza entre amigos, un balinés medio que se usa con personas con las que no se tienen confianza o de rango social superior y el balinés alto, es usado para ceremonias religiosas, pedidas de mano, comunicarse con los dioses... El primero y el segundo no tienen ningún parecido, mientras que el medio y el alto son similares. Y los que hablan el bajo no siempre hablan el medio por falta de uso y por miedo a meter la pata, por ejemplo, en una petición de matrimonio.
El matrimonio merecería un apartado especial. Es muy curioso y no sé si existe otra cultura con tratamiento del matrimonio como en Bali. Por tradición no tiene por qué ser el hombre el que pida la mano a la mujer, pero es lo más frecuente. Ahora bien, puede ser la mujer quien la pida. Es interesante, ¿verdad? Pero lo más interesante es que quien pide la mano es el que asume el papel del cabeza de familia. Esto es, de ser por ejemplo la mujer, será la que se quede con la casa y los niños en caso de un divorcio y el marido "pedido" volverá a la casa de sus padres. La persona que "pide" la mano, además, tendrá derecho sobre su herencia. Tradicionalmente es la mujer la pedida, y una vez se haya ido de la casa de los padres, será el marido quien se encargue de ella y no heredará nada de los padres porque ya pertenece a otra familia. Y sólo volvería a casa en caso de un divorcio, pero sin nada de la familia del marido. Además, cuando un pedido o pedida abandona el hogar de los padres, se desentiende de ellos para cuidarlos y asume a los suegros como nuevos padres y serán a estos a los que cuide en caso de necesitarlo. Claro está que los hijos únicos no son pedidos, porque no conviene. Así que los novios han de ponerse de acuerdo antes de hacer una petición. Y hay muchos casos en el que el amor no es compatible con los intereses y a la hora de negociar la petición, muchas veces se rompen las relaciones. No estaría de más decir que supongo que esto se ha estipulado así porque el único heredero por tradición es el primogénito, porque siempre es el que cuida a los padres. Ahora bien, también existe la posibilidad de que hereden más hermanos, pero poco frecuente. Es el caso de la conocida de Andrés, la dependienta que pertenecía a la familia real. Fue ella la que pidió en matrimonio al marido, así que será ella la que lleve "los pantalones" en casa. Tanto es así, que Andrés me comentó, en un tono un poco jocoso, que se casó con un hombre que no quería trabajar. En realidad creo que lo hizo porque si tiene algo que heredar, por ser quién es, no será tonta de dejar que la pidan. Siempre hay tierras, objetos y otras cosas útiles que pueden marcar la diferencia de una u otra calidad de vida. Claro que el chico tendrá que cuidar a sus suegros en caso de suceder algo. Pero también me gusta nombrar este caso porque la chica tiene un hermano y los padres prefirieron que fuese ella la que pidiese porque quieren hacerla heredera junto con su hermano.
(fotografía de un palacio de unos descendientes de la familia real).
La comida en Bali, así como en casi toda Asia, está basada en el arroz (fotografía de los arrozales de Bali con un hotel rural en medio). Y el plato por excelencia en Indonesia es el Nasi Goreng (arroz frito) y en Bali el Babi Guling (lechón asado, buenísimo) acompañado de arroz y verduras. Hay muchísimos más platos dignos de mencionar como son los satei, las espinacas jóvenes picantes (morning glory) y un largo etcétera, pero el arroz y el cerdo se llevan el palmarés. En Bali se come bien y a cualquier precio. Hay restaurantes en el que comer nasi goreng por algo más de un euro y medio, como también restaurantes que el precio de un plato es de cien euros. Todo depende de tu economía. He estado comiendo en un restaurante bastante famoso en Indonesia que incluso ya ha vendido franquicias a otras islas. Se llama Ayam Bakar (fotografía de abajo). El dueño es famoso porque tiene cuatro mujeres y dicen de él que es un Jogo Poligami (jogo significa gallo, por lo tanto se le da sentido de campeón. ¡Vaya!, nuestro gallito de toda la vida). En indonesia está permitido la poligamia, aunque no es fácil conseguir la autorización del gobierno porque has de demostrar que puedes darle lo mismo a todas las mujeres. En Bali, aunque no es frecuente, ha habido hombres que han tenido hasta siete mujeres y siendo hiduístas, no musulmanes.





Pero aquí está la sorpresa, hay el caso de una isla (no me acuerdo el nombre, es que son tantas, pero lo averiguaré) que es matriarcal, y por lo tanto hay una mujer con dos maridos. al ser entrevistados les preguntaron que cómo hacían para satisfacer a la mujer, a lo que ambos dijeron que poniéndose de acuerdo. ¿A que ya no les parece tan malo?
Como el día no podía acabar de otra manera, por todas las calles vi pasar diferentes procesiones por ser el día de la purificación en el mar. Las procesiones eran más grandes o más pequeñas dependiendo si las figuras eran llevadas por una familia, por la parroquia, el barrio o el pueblo entero. Unas fotos para que se deleiten.

Procesión familiar por lo pequeña que es.
















Procesión de barrio (200 familias)

2 comentarios:

francisco javier dijo...

Hola Lee y Juan. Saludos desde Tenerife.
El blog, impecable:contenido ameno e interesante y redacción clara y directa. Me estoy enganchando.
Ayer por la noche te envié un comentario pero creo que no se ha registrado.
Un fuerte abrazo, amigos.
Gracias por vuestra gestión.

Vaya, un mes y medio de blog. ¡no esta nada mal!

Gi dijo...

Nada mal, principalmente quien manda en casa, jejeje, dependiendo de quien es más decidido. Nada mal.

Besitos